Buscar este blog

martes, 27 de julio de 2010

Jehová de los Ejércitos está con nosotros (Salmos 46:11).

Introducción.

La Biblia presenta a Dios como el comandante de un ejercito que utiliza para el bien de los suyos y para el castigo de aquellos que son rebeldes y obstinados.

I- ¿Cuáles son los miembros del ejército de Dios?

A) El sol, la luna, las estrellas. Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David mi siervo, y los levitas que me sirven.” (Jeremías 33:22). Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos. Alabadle, sol y luna; Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.” (Salmos 148:2,3).

B) Los ángeles. El libro de Salmos 103:20,21 dice: “Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto. Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos, que hacéis su voluntad”

C) Fuego, granizo, nieve, bruma y viento. Todos ellos forman parte del ejercito de Dios, obedeciendo a la voz de su mandato y dejándose usar para sus propósitos. “Por el soplo de Dios se da el hielo, y las anchas aguas se congelan Regando también llega a disipar la densa nube, Y con su luz esparce la niebla. Asimismo por sus designios se revuelven las nubes en derredor, Para hacer sobre la faz del mundo, En la tierra, lo que él les mande. Unas veces por azote, otras por causa de su tierra, Otras por misericordia las hará venir. Escucha esto Job ;detente y considera las maravilla de Dios.” .

II- ¿Cómo trabaja el ejército de Dios?.

A) El caso de Josue: Cinco reyes se unieron para pelear contra los gabaonitas que habían hecho la paz con Josué. Ellos pidieron ayuda a Josue para que los ayudara a defenderse de esa poderosa coalición de ejércitos enemigos. La Biblia dice que Jehová peleo a favor de Josue y que con la ayuda del sol, la luna y el granizo (Todos miembros del ejército de Dios) Josue los pudo vencer. “Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda. Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada. Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón;Y tú, luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos.” (Josue 10:10-13).

B) El caso de Débora: Ella era jueza en Israel y pidió a Barac –capitán del ejército de Israel- que saliera a pelear contra Sisara y su ejercito que tenían 900 carros herrados, que es el equivalente moderno a tanques de guerra. Sísara había sembrando el terror, pero Débora aseguró que Jehová entregaría al enemigo en el torrente de cisón, y así fue, todos murieron aquel día y Sísara que pudo huir, cayó en manos de Jael, mujer de Heber ceneo. En el capítulo 5 de Jueces se Débora compuso un cántico que explica como fue que sucedieron las cosas. “Desde los cielos pelearon las estrellas; Desde sus órbitas pelearon con Sísara. Los barrió el torrente de Cisón, El antiguo torrente, el torrente de Cisón, Marcha, oh alma mía, con poder.” (Jueces 5:20,21). Si lees con detenimiento veras que las estrellas confundieron a Sísara haciendo que sus carros herrados terminaran en el arrollo de Cisón, el cual los enchivó, inmovilizó y finalmente los barrio. ¡Este es el ejército de Dios obrando!.


Conclusión.

1- El ejército de Dios pueden ser un ejército organizado de hombres, como lo fue el de Israel en muchos casos, y hasta ejércitos enemigos de su pueblo como el de Nabucodonosor al cual Dios llama su siervo en Jeremías 25:10.

2- El ejército de Dios pueden ser los animales como el gran pez de Jonás o el león que mato al profeta (1 Reyes 13).

3- El ejército de Dios pueden ser los ángeles, como el Sodoma y Gomorra o como en el juicio de Apocalipsis 7.

4- El Ejército de Dios puede ser el sol, la luna, las estrellas, el fuego, el granizo, el mar, etc, etc, etc.

5- Lo Importante es que lo veamos con ojos espirituales. A Eliseo lo rodeó un ejército para llevarlo preso. Cuando su criado lo vio tuvo un momento de pánico, pero Eliseo lo tranquilizó diciéndole que no se preocupara de ese ejército, pues más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Entonces hizo está oración: “Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo.” (2 Reyes 6:17).

6- Mi oración es que Jehová abra también nuestros ojos para que podamos ver que más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Que mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo (1Juan 4:4). Es así porque Jehová de los ejércitos está con nosotros.


1 comentario:

Angela Bello dijo...

Los pueblos se sienten seguros cuando tienen un ejercito poderoso, pero albergan el temor de que alguno sea mayor; quien confía en un Dios vivo cuenta con el mayor ejercito, no hay otro superior y el unico temor debería ser que no aceptemos que ÉL batalle por nosotros.