Buscar este blog

viernes, 18 de junio de 2010

COMO LADRÓN EN LA NOCHE



La idea central de este tema, así como el título, son de un mensaje predicado por el hermano Julio César Encarnación en el local de la iglesia de Cristo en el invi cea.

La Biblia dice en 2 Pedro 3:10 "Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas"

Como ladrón en la noche lo que significa es que pasará sin previo aviso, por lo cual, muchos serán tomados de sorpresa. Mateo 24:37-44 dice " Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no
pensáis."

En casa del hermano Julio hace una semana unos ladrones entraron, era entre las 5:00 y las 6:00 de la tarde. Esta no parece ser una hora buena para robar, pero el arma principal del ladrón es la sorpresa. Gracias a Dios nada se robaron ni tampoco hicieron daño a nadie, pero fue un gran susto, y sin dudas una importante advertencia para los moradores de la casa y para los que nos enteramos.
¿Por donde se metieron los ladrones?. Lo hicieron por un pequeño boquete de una ventana que no se podía ver facilmente. Le faltaba unas láminas y los hierron protectores. Era tan pequeño y estaba tan dificil de ver, que no parecía ofrecer peligro. Definitivamente un hombre no cabía por él, pero los ladrones son tan ingeniosos que parece que usaron un niño.

ALGUNAS APLICACIONES ESPIRITUALES

1- Espiritualmente hablando todos tenemos boquetes (debilidades) en nuestras vidas que necesitan ser tapados. hábitos malos como mentir para salir de apuros, faltarle el respeto a nuestra pareja, desobedecer a nuestros padres, violar leyes de transito, sacar chivos en un examén, envidiar lo que tiene nuestro prójimo, pensar solo en nosotros, celar sin motivos, juzgar a los demás sin misericordia, buscarle el lado malo a todas las cosas, creernos más que los demás, buscar protagonismo, ser impacientes, querer controlarlo todo, tener a Dios en segundo lugar en nuestras vidas, vanagloriarnos, etc, etc, etc. Otro malos hábitos que alimentan a los primeos y que se convierten en hoyos por donde Sátanas entra son: no congregarnos, llegar tarde a los cultos, no participar activamente, no tener un tiempo y lugar diario para orar y estudiar la Biblia, no compartir el evangelio con otros, no visitar, etc.
2- Satanás no necesita de un gran hueco, sino de un pequeñito boquete para meterse en nuestras vidas. Una vez adentro, solo necesita tiempo para hacer un desastre. Por eso, cuando identificamos algo que está mal en nuestra vidas, debemos apresurarnos a resolverlo "Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deís lugar al diablo" (Efesios 4:26,27).
3- Los ladrones estudian los hábitos de las personas para poderlas sorprender. Los expertos en seguridad recomiendan que tengamos buenos hábitos de seguridad para no dejar una brecha abierta que pueda ser usada en nuestra contra. Igualmente Satanás nos estudia para saber en qué estamos débiles y sorprendernos. Es pues necesario que velemos y oremos (Mateo 26:41). Velemos y seamos sobrios (1Pedro 5:8), y tengamos siempre en nuestra lámpara suficiente aceite (Mateo 25:1-3)
3- A las 11:30 de la noche del mismo día en que intentaron robar en casa de Julio y Verónica, el hermano con la ayuda de un herrero, reparó el hoyo que había, y ahora; después de Dios, duerme seguro. Hasta que nosotros no arreglemos ese defecto que puede ser usado por el diablo, no deberíamos dormir tranquilos. "Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos" (Hebreos 2:1). "...Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor" (Filipenses 2:12).

"No tenéis ninguna necesidad, hermanos, de que se os escriba acerca de los tiempos y las sazones; porque ya sabéis muy bien que, como un ladrón en la noche, así vendrá el Día del Señor. Cuando se diga: «¡No hay novedad! ¡Todo está a salvo!», entonces, se les vendrá encima una destrucción repentina, como los dolores del parto a una mujer encinta, y no se librarán. Pero vosotros, hermanos, no estáis en la oscuridad. No estáis en un situación en la que el Día, como un ladrón, os sorprenda. Porque todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. No pertenecemos a la noche ni a la oscuridad. Así que no nos durmamos como el resto de las personas, sino mantengámonos sobrios y alerta. Porque los que duermen, duermen de noche; y los que se emborrachan, se emborrachan de noche; pero por lo que se refiere a nosotros, porque pertenecemos al día, seamos sobrios y pongámonos la coraza de la fe y el amor, y tomemos como yelmo la esperanza de la salvación; porque Dios no nos ha destinado ‹a la ira, sino a obtener la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, Que murió por nuestros pecados para que, ya sea que estemos despiertos o dormidos, vivamos con Él. Así es que animaos y edificaos mutuamente -como de hecho ya lo estáis haciendo." (1Tesalonicenses 5:1-11)


Comentarios
Angela Bello dijo...
Dios es quien nos da todo conocimiento y a nosotros nos corresponde aplicarlo. Las aplicaciones espirituales de este incidente son tan reales por lo que debemos valorar cada día las bendiciones que el señor nos dá y reconocer que debemos estar en todo tiempo preparados, para recibir a nuestro Señor, para partir, para ver partir a otros y para agradecerles que preserve la vida de lo que tanto amamos.

18 de junio de 2010 17:28

1 comentario:

Angela Bello dijo...

Dios es quien nos da todo conocimiento y a nosotros nos corresponde aplicarlo. Las aplicaciones espirituales de este incidente son tan reales por lo que debemos valorar cada día las bendiciones que el señor nos dá y reconocer que debemos estar en todo tiempo preparados, para recibir a nuestro Señor, para partir, para ver partir a otros y para agradecerles que preserve la vida de lo que tanto amamos.