Buscar este blog

Cargando...

martes, 19 de julio de 2011

RESPUESTAS DE JESÚS A LA PREGUNTA SOBRE EL AYUNO (MATEO 9:14-17; MARCOS 2:18-22; LUCAS 5:33-39).

Mateo había escuchado el llamado de Cristo para seguirle (Lucas 5:27,28). Ese día él organizó un banquete en honor de Cristo donde estaban los publicanos y Jesús con sus discípulos. Mientras esto ocurría, los discípulos de Juan y los Fariseos ayunaban. Entonces vinieron a Jesús y le preguntaron ¿por qué ayunan los discípulos de Juan y los discípulos de los Fariseos, pero tus discípulos no ayunan?

El ayuno era una obligación en la ley de Moisés requerida solamente el día anual de la expiación (Levítico 16:29) .En ese día los judíos debían afligir sus almas, lo que daba a entender, que el ayuno era parte de una situación de tristeza por el pecado que ellos sabían reflejar ese día especial.

Los fariseos creían dar prueba de piedad especial al ayuna dos veces a la semana (Lucas 18:12), el Lunes y Jueves ayunaban de seis de la mañana a seis de la tarde, lo cual coincidía con la tradición de que Moisés fue al Monte Sinaí el Jueves y regreso el Lunes.

Los fariseos celosos de las leyes rituales, entendían que Jesús debía dar las mismas muestras de celos y de entrega, lo mismo que sus discípulos , Jesucristo les respondió de la siguiente manera : ¿ acaso pueden ayunar lo que están invitados a una boda mientras el novio está con ellos?, mientras está presente el novio, no pueden ayunar, Pero llegara el momento en que se lleven al novio; cuando llegue ese día, entonces si ayunarán.

Juan el bautista había comparado a Jesús con el novio de la boda, pero dijo de si mismo que era solamente el amigo del novio siente gran gozo cuando todos fijan su atención en el y no en el amigo."El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido.
Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe." (Juan 3:29,30)

Aquí Jesús afirma que Él es como el novio entre sus amigos. Si están alegres por su presencia no pueden ayunar. Cuando dijo que llegaría el tiempo cuando el novio seria quitado hablaba de su muerte en la cruz. Por la tristeza, que este hecho le ocasionaría, ayunarían voluntariamente.

La presencia de Jesús entre sus discípulos, era un motivo de gozo para ellos. Conforme a la costumbre Judía del primer siglo, cuando una pareja se casaba, durante una semana, el novio y la novia eran el centro de atracción en la fiesta de celebración, durante estos siete días ellos y sus huéspedes eran relevados de toda obligación religiosa, ni siquiera se pensaba en el ayuno.

Los fariseos querían obligar a Jesús a que observara una serie de Leyes rituales, que ellos habían hecho obligatorias para todo el pueblo. El Señor no estaba dispuesto a dejar que impusiesen en el y en sus discípulos, cosas que no eran necesarias para tener una vida espiritual plena delante de Dios.

Ahora Jesús planteaba una parábola en la cual plantea la imposibilidad de unir su nuevo pacto con tradiciones y reglamentos viejos o pertenecientes al antiguo Testamento. Dice que nadie arregla un vestido viejo con un remiendo de tela nueva, porque el remiendo nuevo encoge, y el desgarrón se hace mayor. Ni tampoco se echa vino nuevo en cueros (odres) viejos, porque el vino nuevo hace que se revienten los cueros, y se pierdan tanto el vino como los cueros. Por eso hay que echar el vino nuevo en odres nuevos.

Con esta parábola el Señor esta rechazando la posibilidad, de mezclar antiguas costumbres y formas con su nuevo sistema de cosas. Jesús dice que ninguna persona es sabia si quiere poner remiendo de paño nuevo en vestido viejo. Los dos se separarían cuando se mojaran. Jesús estaba diciendo que el tenia algo nuevo que dar al mundo, que no podía ser simplemente absorbido por el sistema judaico viejo. Al hablar del vino viejo en odres nuevos, hay que explicar que los odres eran el sistema de envasar los vinos, ya que el sistema de envase en francos de vidrios era poco usado, ya era muy caro en el tiempo de Jesús. Echar un vino nuevo en odre viejo, lo echaría perder el uno y el otro, al fermentar el vino nuevo, el odre viejo no tendría de donde estirar, no podría soportar y se derramaría.

Lucas 5:39 "Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor."

Jesús se refiere en este texto a la resistencia natural que hace la persona de cambiar de costumbre, pues se siente cómodo con lo que ha venido practicando durante mucho tiempo. Por eso refiere este proverbio que se usaba en Israel. Ahora, ninguno de los que habían probado el antigüo Testamento querían aceptar el nuevo, alegando que el viejo era mejor.

Al estudiar este texto aprendemos por lo menos dos cosas importantes sobre el ayuno:

1- El ayuno no es un mandamiento en el nuevo testamento como lo fue en el antigüo, sino un poder o una herramienta que está disponible para ayudar a los hijos de Dios. No debe ser impuesto por un "Pastor" o "Lider" a los demás, sino que cada quien segun su necesidad deberá hacer uso de él

2- Debe ser prácticado cuando lo necesitamos, por ejemplo en duelo, arrepentimiento o ante un problema dificil de solucionar (2 Samuel 12:12-18; Jonas 3; Mateo 17:20,21).




3 comentarios:

Danilo Gutierrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Danilo Gutierrez dijo...

muy buen estudio

Anónimo dijo...

Dios te siga bendiciendo con su Espíritu Santo para interpretar las Escrituras mi hermano