Buscar este blog

viernes, 11 de febrero de 2011

JESUCRISTO SANA AL SIERVO DE UN OFICIAL ROMANO (Mateo 8:5-13; Lucas 7:1-10).

Al concluir el sermón del monte, el Señor Jesucristo regreso a su casa en Capernaum, donde le seguía una gran multitud. Allí se encontró con unos ancianos enviados por un Centurión romano, los cuales le pidieron que fuera a su casa a sanar un siervo de aquel que estaba enfermo.

Un centurión era un capitán romano que estaba a cargo de cien soldados, por lo que tenia muchos siervos y personas bajo su mando.

Normalmente Jesús no atendía a los gentiles, pues no había sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel, pero en este caso los ancianos del pueblo sirvieron de padrinos del centurión y le hicieron saber al Señor de este capitán se merecía que se le ayudara por los servicios prestados a los Judíos y por el amor que se sentía por la nación.

Cuando Cristo se dirige a la casa del capitán, este cambia de opinión al ver al Señor cerca de su casa y envía algunos amigos para que le entreguen el siguiente mensaje: ´´ Señor, no te moleste, porque yo no merezco que entres a mi casa; por eso, ni siquiera me atreví a ir en persona acusarte. Solamente de la orden, para que sane mi criado. Porque yo mismo estoy bajo órdenes superiores, y a la vez tengo soldados bajo mi mando. Cuando le digo a uno de ellos que venga, viene; y cuando mando a mi criado que haga algo, lo hace´´.

Estas palabras implicaban un reconocimiento de algo que Cristo deseaba que la gente entendiera: SI SE TIENE FE DIOS SE PUEDE LOGRAR MARAVILLAS, AUN SIN SU PRESENCIA FISICA EN EL LUGAR.

Jesucristo quedo maravillado de su conducta y reconoció que ni en Israel había encontrado tanta fe. Luego hace un señalamiento de gente que vendrá del oriente y del occidente y que tendrá parte con los grandes padres de la nación judía en el Reino de Dios, porque su fe le hará merecedor de este puesto.

Finalmente Jesús pronuncia las palabras de bendición para el siervo utilizando a los enviados del centurión. Al llegar a la casa el muchacho ya había sanado en la misma hora que Jesús pronuncio la bendición ´´ Que se haga tal como has creído´´

No seria la única ocasión en que personas de mucha fe lograban lo que esperaban del Señor (Marcos 5:25-34), inclusive, personas de otras nacionalidades (Marcos7:24-30). Dejando claramente establecido que lo que Jesús buscaba son personas que crean en el.

3 comentarios:

SuperArichards dijo...

Holaaa... Paz de cristo hnos. a Dios
sea la gloria y la honra, gracias por este estudio de la poderosa palabra de Dios en el libro d Lucas 7:1-10, como me ha bendecido la misma, gracias por su publicacion...les mando un saludo desde la Rep. de Panama, y que la gracia y la paz de nuestro gran Dios Jesucristo este con ustedes y su ministerio.. Bendiciones.
Atte: Augusto Richards.

Noemi dijo...

gloria a Dios, por la fe del centurión, que Dios nos ayude cada día y aumente nuestra fe, bendiciones.
www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

SuperArichards dijo...

Amennnn....����