Buscar este blog

Cargando...

lunes, 2 de noviembre de 2009

EL COMPORTAMIENTO DEL CRISTIANO (1 DE 2)

Introducción.
Las Sagradas Escrituras nos enseñan que Dios tiene ciertas expectativas sobre nuestro comportamiento. Colosenses 1:10 nos exhorta a andar “Como es digno del Señor”….Agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios. Un cristiano que no camine de esta forma no anda “Como es digno de su Señor”… Pero ¿Cuáles cosas determinan nuestro comportamiento?.
I- NUESTRO COMPORTAMIENTO ESTA DETERMINADO POR EL CONOCIMIENTO QUE TENEMOS DE NUESTRO SEÑOR.

1- Un pobre conocimiento del Dios al que servimos nos llevará inevitablemente a un desempeño pobre como cristianos. El Señor denuncia los pecados y el mal comportamiento de su pueblo Israel y le hecha la culpa del mismo a la falta de conocimiento (Óseas 4:6; Isaías 1;2,3).
2- Nuestro Dios es un Dios celoso (Éxodo 34:14). El Espíritu que ha hecho morar en nosotros vigila nuestro comportamiento celosamente, para evitar que caigamos en practicas pecaminosas (Santiago 4:4,5). No hay lugar en el universo donde podamos escapar del ojo vigilante de un Dios amoroso que se goza en que andemos en sus caminos, pero se entristece cuando andamos en cosas que le desagradan (Salmos 139:7-12).
3- Nuestro Dios no nos pide que seamos nada que Él no sea también (Efesios 5:1,2). Como Él es santo nos hace un llamado a que seamos santos también (1Pedro 1:14-16). Sin esta virtud en nuestra vida será imposible que veamos el rostro de Dios (Hebreos 12:14; Mateo 5:8; Salmos 24:3,4).

II- NUESTRO COMPORTAMIENTO ESTA DETERMINADO POR EL CONOCIMIENTO DE QUIENES SOMOS.

1- 1Pedro 2:9…: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciés las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.
2- “Linaje escogido” Somos una raza especial para Dios. No por el lugar donde nacimos o el idioma que hablamos o el color de la pies, sino porque somos engendrados por el Espíritu Santo, a través de la palabra ( 1Pedro 1:22,23). Hemos nacido de nuevo (Juan 3:3-5) y somos parte de la familia de Dios (Efesios 2:19).
3- “Real sacerdocio”. Somos un pueblo de sacerdotes y reyes para Dios (Apocalipsis 1:4-6). Un sacerdote esta puesto para mediar entre Dios y los hombres. Su función es ayudar a que exista comunión entre ambos, pero él debe primero gozar de esa comunión. Se espera que sea un ejemplo (1Pedro 2:11,12), y que ofrezca sacrificios espirituales por él y por los que le rodean (1Pedro 2:5).
4- “Nación santa”. Santo significa “Apartador” “Separado para Dios” “Sagrado”. Esto Israel como nación no quiso entenderlo (Deuteronomio 7:6). Dios deseaba que ellos fueran un pueblo distinto, especial. Para esto le dio una ley como a ninguna otra nación (Deuteronomio 4:1,8). Y los colocó en una tierra de donde había echada a pueblos impíos, Pero ellos quisieron ser “Como las demás naciones (1Samuel 8)”. Nosotros pues no debemos cometer el mismo error. Romanos 12:1,2 nos aconseja a no adaptarnos a las manera y formas de ser de la gente del mundo. Sus maneras de hablar, de accionar, sus modas y costumbres pecaminosas debemos desecharlas. Estamos llamados a ser DIFERENTES.
5- “Pueblo adquirido por Dios” El salmo 100:3 nos dice que “Pueblo suyo somos y ovejas de su prado”. Comprados a precio de la sangre de hijo único de Dios (Hechos 20:28). Somos un especial tesoro para Dios (Éxodo 19:5), con sus leyes escritas en nuestros corazones (Hebreos 8:10), elegidos por Él para ser “Primicias de sus criaturas” (Santiago 1:18).

III-NUESTRO COMPORTAMIENTO ESTA DETERMINADO POR EL CONOCIMIENTO DE PARA QUE HEMOS SIDO CREADOS.


Nota. Esta parte sera desarrollada en el siguiente articulo